Diariamente se forma sobre los dientes sarro, que no es más que la acumulación de minerales y placa bacteriana. Esto predispone a gingivitis, y en forma más avanzada a enfermedad periodontal. Esto no es nada bueno ya que la infección generada va “comiendo” los tejidos de fijación del diente, con la consecuente pérdida de piezas dentales. Aunque lo más grave de todo es que estas bacterias y sus toxinas pasan a la sangre, y se van depositando en distintos órganos (corazón, hígado, riñones).

Que tu mascota tenga la boca sucia va más allá de un tema estético ¡es salud! Así que sí es de suma importancia la limpieza dental en tus mascotas.

loading...

¿Cada cuánto? cuanto más mejor ¿Todos los días? ¡Genial! ¿Con que limpiamos? ¡Primero prueba con nada! Luego una vez que se acostumbra hay gran cantidad de productos que puedes utilizar (consulta con tu veterinario)

¿Cómo hacer? Enséñale desde cachorro a cepillarle los dientes (aunque los dientes de leche se vayan a caer, que se acostumbre a la maniobra) Recuerda reforzar con premio estas actividades. Procura que use normalmente todo juguete que permita que al morder ayude a remover el sarro. Realiza un control anual con tu veterinario pidiéndole que analice su boca. En caso de ya tener mucho sarro, evalúa la necesidad de realizar una limpieza dental (es un acto quirúrgico, bajo en anestesia) para evitar esto cepíllalo regularmente, mientras más seguido mucho mejor.

Leave a Reply

  • (not be published)