La prevención del cáncer de mama es igual de importante tanto en humanos como en animales. Pero cuando se trata de mascotas es común escuchar ante la aparición de cualquier “tumor/bultito” en las mamas “Esperemos a ver qué pasa”. Ese miedo a tomar una decisión es lo que convierte a ese “bultito” en el tumor peligroso que puede acabar con la vida de tu animal.

Cuanto más grande es “la bolita”:

loading...

*Mayor riesgo de metástasis

*Mayor tejido mamario a sacar (cirugía más complicada)

*Mayor dolor

*Mayor riesgo de infección/ulcera de piel

*Menor calidad de vida.

Recuerden que TUMOR es igual a BULTO/DEFORMACIÓN. No asociar siempre con CÁNCER. Por esto informar es la principal herramienta para combatir el cáncer. Llevar al veterinario a tu mascota ante la aparición de cualquier bulto sospechoso por muy pequeño que parezca será lo mejor que puedes hacer.

¿Que lo predispone?

*Factores genéticos

*Mala alimentación

*Obesidad

*Estrés y mal estado general.

*Pero el principal factor desencadenante es la influencia de las hormonas sexuales femeninas.

El riesgo de experimentar tumores mamarios en una perra castrada antes del primer celo es del 0,05%. El riesgo aumenta hasta el 8% si se realiza luego del primer celo y hasta el 26% se si hace tras el segundo celo. Estos porcentajes aumentan con cada celo, hasta que llega un momento en que la castración no trae beneficios protectores para la formación de tumores mamarios. ¿Eso significa que no hace falta castrar perras después de varios celos? Claro que sí, porque puedes prevenir otras enfermedades.

Una vez detectado un tumor mamario (Tumor = Masa. No asociar siempre a cáncer) se recomienda la cirugía para extirparlo. Pero esto depende de muchos otros factores que el especialista deberá evaluar.

¿Cómo prevenir el cáncer de mama?

*Castración antes del primer celo.

*Brindar buena calidad de vida y alimentación.

*Revisa de forma constante las mamas de tu mascota (tocar pezones y espacios entre mamas, es decir ambas líneas mamarias completas)

*Ante la aparición de cualquier deformación o dureza (ya sea del tamaño de una lenteja) o secreción anormal en los pezones consulta a tu veterinario de confianza.

Leave a Reply

  • (not be published)