¿Como es posible que los perros y gatos se parezcan tanto a sus dueños? ¿Como es posible que incluso tengan los mismos síntomas y enfermedades? Cuando interactuamos con ellos lo hacemos creyendo en muchos casos que entienden nuestro lenguaje verbal. Sin embargo, lo que ellos “leen” es nuestro lenguaje no verbal, es decir, nuestro inconsciente.

En nuestro inconsciente se hallan las respuestas a nuestros síntomas, se hallan las huellas de nuestros patrones mentales-emocionales, que traen aparejados los cambios físicos (unidad cuerpo-mente). Nuestros compañeros perros y gatos modelan dicho lenguaje, y por ende hacen las veces de espejo de nuestro inconsciente. Es así que ellos nos muestran los mismos síntomas. A través de su observación, podemos observarnos a nosotros mismos. “Usarlos de espejo”. Y así, sanar nosotros y sanar ellos.

loading...

Pat Shipman paleoantropóloga de la Universidad de Penn State dice que esta conexión de humanos y animales va mucho más allá del simple afecto. Shipman sostiene que la interdependencia de los seres humanos ancestrales con otras especies animales “la conexión con los animales” jugó un papel esencial y beneficioso en la evolución humana en los últimos 2,6 millones años. “El establecimiento de una conexión íntima con los demás animales es único y universal de nuestra especie”, dijo Shipman, profesora de antropología biológica.

Este afecto mutuo entre animales y humanos puede ser tan fuerte que influya directamente en los latidos del corazón de los dos. Por ello, las mascotas ayudan a reducir los niveles de estrés y ansiedad en sus dueños. Incluso las personas que tienen perros son menos propensas a sufrir condiciones cardiacas.

Leave a Reply

  • (not be published)