Es una de las razas más antiguas de Gales y durante todo su mandato, han sido los favoritos de la monarca. Recientemente, el último ejemplar de la monarca falleció y aquí te contamos todo sobre esta curiosa raza que ha despertado el interés dentro y fuera de Inglaterra.

 

loading...

Cuando la Reina Isabel II tenía solo 18 años, recibió un regalo que la acompañó hasta la actualidad. Se trató de Susan, una perra raza Corgi que comenzó una dinastía de perros han acompañado a la dignataria durante todo su mandato. Desde 1944, decenas de estos perros han pasado por el Palacio de Buckingham, que se transformó en un verdadero criadero real.

Tanta ha sido la devoción de la Reina por estos perros que llegó a tener docenas de ellos, a quienes cuidaba con especial preocupación. Es más, estos compañeros reales tenían su propia habitación en el Palacio de Buckingham, que era conocida como la “Habitación de los Corgis”.

De acuerdo con la historia de esta raza, los Corgi llegaron a Inglaterra a través de Gales, cuando los vikingos los trajeron hace tres mil años. “En un principio eran utilizados como guardianes, debido a su personalidad y su gran capacidad de ladrar. Esa fortaleza de carácter hizo que después trabajaran como pastores de vacas y bueyes”, cuenta Isabel Vásquez, directora de Crianza del Kennel Club respecto la historia de estos ejemplares.

Desde la llegada de Susan, Isabel II, crió una larga dinastía de Corgis que vivieron en el palacio real junto a ella. El último de la línea que estaba con vida era Willow, quien falleció el 18 de abril aquejado por un cáncer, lo que marcó el fin de la descendencia de Susan en la familia real.

“La Reina adoraba estos perros porque son muy equilibrados. A pesar de su fuerte temperamento, ellos adoran estar con su familia humana. Son muy cariñosos y eso conquista a las personas que deciden tenerlo como mascota”, comenta Isabel Vásquez del Kennel Club de Chile.

Tal ha sido la importancia de esta verdadera dinastía canina, que incluso dos de sus perros participaron en un video de obertura de los Juegos Olímpicos 2012 que se celebraron en Inglaterra. En las imágenes se veía un sketch de la monarca y Willow cuando James Bond la recogía en Palacio para llevarla hasta el evento deportivo.

https://www.youtube.com/watch?v=1AS-dCdYZbo

Tras conocerse el deceso, fuentes al interior de la residencia real comentaron que la partida del último Corgi afectó bastante a la reina, quien no se ha querido referir públicamente a lo sucedido.

“Es normal que la reina esté triste por la partida de su último Corgi. Lo que le sucede a ella les sucede a muchas personas que se dedican a la crianza de perros. Desarrollar ejemplares equilibrados sin problemas de salud es un trabajo que requiere dedicación y mucho amor. No es fácil terminar con eso”, enfatiza la directora de Crianza del Kennel Club de Chile.

 

Leave a Reply

  • (not be published)